Ni un lince más atropellado

El felino más amenazado del planeta sigue muriendo en las carreteras. ¡FIRMA PARA EVITARLO!

LOS ATROPELLOS AMENAZAN EL FUTURO DEL LINCE

Una hembra de nombre "Huelva" fue la primera lince atropellada en 2017. Este fue el primer atropello del que iba a ser un año negro para el lince con un balance de 35 muertos, el 60% de los cuáles fueron por atropello. Un dato tristemente record, tras un esperanzador descenso en 2016, donde sólo hubo 16 accidentes. 

2018 se ha estrenado con un nuevo lince atropellado. En esta ocasión, un macho joven, alcanzado en la carretera A-316,dentro del término municipal de Torredelcampo (Jaén).

El número de atropellos se ha multiplicado en los últimos años hasta convertirse en la mayor amenaza para el futuro de esta joya de la naturaleza. Si no actuamos de forma inmediata, todos los esfuerzos por la recuperación del felino más amenazado del planeta habrán sido en vano. ¡NO PODEMOS PERMITIRLO!

Lo más escandaloso es que la mayoría de las muertes se concentran en unos pocos puntos negros en carreteras, que hemos señalado al Ministerio de Fomento y dónde es necesario actuar de forma urgente habilitando sencillos pasos que puedan utilizar los linces y el resto de fauna para cruzarlas de forma segura.  

WWF ha exigido al Ministerio de Fomento y al Ministerio de Transición Ecológica medidas urgentes para frenar esta sangría de muertes. El Ministerio de Fomento se ha comprometido a hacerlo, pero las obras siguen sin comenzar y cada minuto perdido supone más atropellos de linces. 

Necesitamos tu apoyo para salvar al lince. Firma ahora y pide a los Ministros de Fomento y Transición Ecológica que arreglen los puntos negros en las carreteras para que NI UN SOLO LINCE MÁS muera atropellado.

Leer carta

Att D. José Luis Ábalos, Ministro de Fomento y Dña. Teresa Ribera, Ministra de Transición Ecológica.

 

Estimado ministro:

El lince ibérico es el felino más amenazado del planeta, y uno de los tesoros de nuestra naturaleza. En los últimos años, los atropellos de linces se han multiplicado, hasta el punto de convertirse en una grave amenaza para la recuperación de esta especie única. Muchas de estas muertes se han concentrado en 4 puntos negros en carreteras de competencia de su Ministerio, y podrían evitarse si se construyen pasos de fauna en infraestructuras como la A-4 o la N-420. Son obras a las que su Ministerio se ha comprometido, pero que siguen sin ejecutarse.

Por ello y para frenar esta sangría y reducir la mortalidad de linces por atropello, le solicito que se comprometa en la conservación del lince ibérico, y aplique de manera urgente las medidas necesarias para corregir estos 4 puntos negros, donde están muriendo la mayor parte de los linces.