Saltar al contenido principal
YO PROTEJO AL LINCE

YO PROTEJO AL LINCE

Cada año mueren en España cerca de un centenar de linces atropellados en carreteras y a manos de furtivos. Ayúdanos a poner freno a las muertes del lince ibérico, el felino más amenazado del planeta. ¡Salva el futuro del lince ibérico con tu firma! #YOPROTEJOALLINCE

Después de más de 25 años de trabajo en los que hemos conseguido que el lince ibérico vuelva a nuestros montes, ahora nos enfrentamos a nuevos peligros y cada año todavía mueren cerca de un centenar de linces atropellados en carreteras y a manos de cazadores furtivos.

Ayúdanos con tu firma a poner freno a estas muertes indiscriminadas del lince ibérico, el felino más amenazado del planeta y emblema de nuestro patrimonio natural.  

 

#YOPROTEJOALLINCE

 

A principios de este siglo, el lince ibérico se daba prácticamente por extinguido, ya que solo quedaban un centenar de ejemplares en todo el mundo. Pero poco a poco, gracias a un duro trabajo en el que WWF ha tenido un papel muy destacado, la situación ha mejorado sensiblemente y ya son más de 2000 ejemplares existentes en la península, permitiéndonos creer en un futuro para la especie. 

 

PERO...  ¡El lince sigue estando en peligro de extinción y todavía queda mucho por hacer para asegurar su futuro!

 

Hoy todo este trabajo se está viendo comprometido por dos amenazas silenciosas y mortíferas, que pueden poner en peligro todos los esfuerzos realizados: los atropellos y el furtivismo.

 

  • ATROPELLOS:

Cada año más de 100 linces mueren atropellados en algunas de las múltiples carreteras y autopistas que cruzan la península ibérica.  

Algunos de estos lugares ya han sido considerados como “puntos negros” y se han puesto en marcha medidas exitosas para evitar estos accidentes, gracias especialmente a las denuncias de WWF.

Pero con la expansión de las nuevas poblaciones, los atropellos se siguen sucediendo en nuevos lugares en un dramático y continuo goteo, sin que las administraciones reaccionen adecuadamente. 

 

  • FURTIVISMO:

Aunque resulte difícil de creer, existen personas que matan a estos increíbles animales por diferentes motivos e intereses y cada año aparecen decenas de linces muertos por disparos y en trampas tan crueles como cepos o lazos. O en muchos otros casos simplemente desaparecen.

Una mortalidad más complicada de detectar porque a diferencia de los atropellos puede no dejar rastro. Sin embargo, gracias al marcaje con radio collares de algunos linces, sí podemos localizarlos mejor e incluso intervenir en algunos casos para encontrar al culpable.

 

Si queremos que uno de los grandes emblemas de nuestra fauna autóctona tenga un futuro, hay que poner fin a esta sangría intolerable que amenaza la supervivencia del lince ibérico

Para proteger al lince desde WWF pedimos al Ministerio para la Transición Ecológica que coordine, con las demás administraciones competentes, un plan de mejora de carreteras y un plan de lucha contra el furtivismo. 

 

Si tú también quieres proteger al lince…

Apoya esta petición con tu firma y compártela con todos tus contactos.

Firma la petición

Objetivo: 200000 firmas